Denuncias a colegios por exigencias de textos, útiles y uniformes disminuyen un 65% en los últimos cinco años

viernes 17 de enero, 2020

“Los colegios, los establecimientos, no tienen ninguna razón para exigir marcas determinadas o alguna editorial determinada en el caso de los textos y es responsabilidad justamente de los establecimientos poder facilitar este proceso a las familias. El mensaje es que revisen en la página de la Superintendencia cual es la normativa y sepan de antemano que no tienen la obligación de comprar marcas que les exijan en sus listas de útiles escolares, ni en los uniformes”, explicó el Seremi de Educación de la Región del Biobío Fernando Peña.

Del mismo modo, el Seremi reiteró el trabajo que se ha hecho desde el Mineduc para que las familias no tengan que sufrir cada año los altos precios de los textos escolares. “Esto va a ayudar a generar un alivio en los padres que necesitan cuidar la economía familiar, ya que parte importante de los gastos del mes de marzo tiene que ver con los colegios y las escuelas, cuya canasta de útiles en algunos casos puede llegar a los 80 o 90 mil pesos. Los establecimientos que incumplan la normativa arriesgan sanciones de hasta 50 UTM”, agregó el Seremi.

El Director de la Superintendencia de Educación del Biobío detalló que “hay una baja en las denuncias de este tipo de casos. En la Región, en los últimos dos años, se registró una reducción del 14%. Fueron 14 en 2018 y 12 en 2019. A nivel nacional concentramos el 20 % de las denuncias de este tipo. Desde que la Superintendencia se puso en funcionamiento se ha ido cumpliendo la norma por parte de los establecimientos. Se está garantizando el derecho de los niños.”

CIFRAS PAÍS

Según informaron en la entidad, las denuncias a nivel país disminuyeron en un 65% durante los últimos cinco años. Y la cifra sigue siendo significativa en 2019 con una baja de 55%, en relación al año anterior. En 2019 la Superintendencia de Educación recibió 50 denuncias por exigencia de útiles, uniformes y textos escolares, lo que representa esta importante baja respecto al año 2018, donde se recibieron 111.

Entre las materias más denunciadas en 2019 se encuentran las siguientes temáticas: “El establecimiento educacional obliga o exige la compra de textos escolares adicionales”, “exigencia de útiles escolares de una determinada marca y/o proveedor”, “exigencia de uniforme escolar de una determinada marca y/o proveedor”, y “exclusión de clases o actividades por no cumplir con el uniforme escolar”.

Desde la Superintendencia de Educación del Biobío señalan que la disminución en las denuncias se puede explicar porque las familias y establecimientos escolares tienen más conciencia de la normativa y logran llegar a un acuerdo conjunto. Es importante recalcar que las listas de útiles escolares no deben obligar o inducir la compra de determinadas marcas o adquirir las listas en algunas empresas o locales comerciales. Lo mismo con respecto a los uniformes escolares, si es que los establecimientos deciden que su uso sea obligatorio, los padres y apoderados pueden adquirirlos en el lugar que más se ajuste al presupuesto familiar.

“En algunos casos, si los niños no van con el uniforme, en el establecimiento sienten que tienen el derecho a marginarlo y ahí nosotros intervenimos. Les decimos que eso no corresponde. Tratamos que tampoco se sienta afectada la fuente de ingresos de los establecimientos con más sanciones, pero si insisten en esa conducta se aplican las medidas correspondientes“, agregó el Superintendente de Educación.

En caso de querer realizar consultas o denuncias por incumplimiento a la normativa educacional los padres y/o apoderados pueden ingresar a www.supereduc.cl o llamar al 6003600390. Para más información, descarga aquí los afiches sobre textos, útiles y uniformes escolares.

 

Etiquetas: textos escolares